sábado, 27 de diciembre de 2014

29 D

Desde hace tres años
solo me salen las cuentas
cuando “uno”
es un número par.

La ecuación de nuestras causas
tiene como resultado esta casualidad;
como todo lo que llega
para hacernos la vida más fácil.
Eres la banda sonora del cuento
que sigues creyendo en secreto cuando creces.
Eres esperanza,
eres sueño,
eres luz.
Eres el espejo en el que mira la vida
cuando no tiene fuerzas para encontrarse,
y sin buscarlo al fin se halla…
sin querer,
pero habiéndolo deseado siempre.

Y qué te diré que no sepas,
si mis miedos juegan con los tuyos
a plena luz del día
en forma de verso,
de vaso,
de beso
o de carcajada;
saben los cómplices
que el talón de Aquiles de un monstruo
se esconde en un “yo también”.
Tengo comprobado contigo
que el valiente
es siempre también el afortunado.

Qué jodido es ser musa
cuando el retrato es prácticamente un reflejo,
y sin embargo entiendo tanto
todo eso que dicen
sobre el amor propio,
que desde fuera uno es distinto,
y bla,
bla,
bla…
se me hace tan fácil quererte
sin necesidad de excusas,
contigo como único argumento,
que cada vez que intento que mires
desde mis propios cristales
en el reflejo veo razones
por las que quererme a mí,
y lo mejor de todo
es que tú ya me las das todas.

Me dijiste el otro día
que la vida me dio el don
de convertir en arte el dolor…
pero contigo al lado
consigo lo imposible:
darle forma a la alegría,
volver a creer en la magia.

Que se aparte el mundo entero,
y te den la mano los cobardes.
Contigo el vértigo aprendió
que la altura no entiende de centímetros,
sino de la capacidad de saltar,
y de inventar modos de hacerlo.
Mientras existan personas como tú,
siempre quedarán excusas para soñar.


Te quiero. Te quiero como nosotros sabemos que se puede llegar querer.  Feliz cumpleaños, my soulmate.


6 comentarios:

  1. Ojalá algún día alguien me regale un poema, precioso!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta como escribis!!
    Pasate cuando quieras por mi blog, recien estoy iniciandome. Nos vemos!

    ResponderEliminar
  3. Precioso poema. Es un poema moderno que no te cansa leer. Me gustó mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar